aceite

Los fluidos juegan un papel importante en la vida útil del vehículo.

El cambio de aceite es uno de los mantenimientos preventivos más importante para el vehículo. El aceite es la sangre del motor. La mayoría de los fabricantes de vehículos recomiendan el cambio de aceite cada 5,000 kilómetros o 3 meses lo que ocurra primero. El aceite trabaja para enfriar, limpiar y lubricar las partes internas de su motor. Los cambios de aceite frecuentes permiten que los contaminantes sean retirados con el aceite sucio. Un aceite limpio impide la formación de lodos prolongando la vida del motor.

Además del aceite del motor, es necesario revisar los niveles de los distintos fluidos que un vehículo lleva como: 

  • Líquido de frenos

  • Líquido limpiaparabrisas

  • Líquido de dirección

  • Líquido refrigerante

  • Líquido de transmisión

  • Líquido del acumulador

En Llantamaya nuestro personal calificado revisará los niveles y condiciones en que se encuentran los fluidos del vehículo sin cargo alguno.